Compromís acusa a Ciudadanos de premiar la corrupción del PP valenciano

NOTA DE PRENSA SOBRE LA MOCIÓN DE CENSURA EN ALMORADÍ EL 16 DE ENERO DE 2017

Según el Portavoz de Compromís Almoradí “con este gesto se demuestra el engaño de Gómez y Quiles a todos los almoradidenses presentándose en dos listas diferentes”. La diputada de Compromís por la circunscripción de Alicante Marian Campello también realiza declaraciones al respecto.

La noticia de un pacto entre Ciudadanos y Partido Popular para usurpar el gobierno a los socialistas -en minoría con el apoyo de EUPV- no ha dejado indiferente a Compromís, fuerza de reciente constitución en Almoradí que critica la “mano blanda de Ciudadanos con la corrupción del PP valenciano”.

María Gómez, candidata Popular a la Alcaldía en la moción de censura conjunta entre Ciudadanos y PP está siendo investigada por el juzgado número 1 de Orihuela por el pago de hasta 54.000€ en complementos de productividad en su anterior etapa como concejala de Hacienda. Según Compromís por Almoradí “así se demuestra la tolerancia de Ciudadanos contra la corrupción, poniendo una imputada en la alcaldía de Almoradí”.

Por su parte, Marian Campello diputada por Alicante de Compromís en las Cortes Valencianas denuncia lo que considera “un engaño de Ciudadanos a una ciudadanía que claramente votó de forma diferente para deshacerse del Partido Popular” y añade: “hoy es Almoradí, pero si la aritmética lo permitiese y después del pacto en Madrid, esta podría ser la situación de otros municipios valencianos que votaron cambio y no quieren más imputados en sus gobiernos locales”.

Según el portavoz Mariano Ruiz “este pacto evidencia que las candidaturas del PP y Ciudadanos fueron una desde el primer momento”. Cabe recordar que ambas candidatas optaban a encabezar la lista Popular, así se interpreta el hecho como una lucha de facciones.

El pacto incluye un acuerdo de rotación por el que Quiles ostentaría la vara de mando hasta agotar la legislatura si Gómez resulta finalmente llamada a juicio oral, una situación que desde Compromís califican de “poco higiénica”, además de observar una Alcaldía de Quiles como “un cargo hijo de la Corrupción del PP en un claro déficit democrático”. Desde Compromís Almoradí se lanza un llamamiento a los Grupos Municipales con representación municipal invitados a asistir (según declaraciones de Gómez) a las Juntas de Gobierno: “desde Compromís creemos que es una estrategia del PP y Ciudadanos para hacer partícipe a toda la corporación de su atropello democrático y de sus pactos contra el bienestar de Almoradí. Si les invitan a participar en las Juntas es porque prevén llevarlo todo pactado desde el despacho, sinceramente creo que no deberían ser partícipes de ese sainete”.

Desde el colectivo local de Compromís, se plantea la necesidad de seguir fraguando gobiernos con una prioridad clara por las políticas sociales y por la defensa del medio ambiente. Estas prioridades se ven amenazadas con un consistorio con mayoría del Partido Popular que en sus 28 años de gobierno local, no ha tenido en cuenta las demandas sociales o ambientales en una agenda principal que ha incluido recalificaciones urbanísticas y presupuestos sociales paupérrimos.


Segons el portaveu de Compromís per Almoradí “amb aquest gest es demostra l’engany de Gómez i Quiles a tots els almoradidenses presentant-se en dues llistes diferents”. La diputada de Compromís per la circumscripció d’Alacant Marian Campello també fa declaracions al respecte.

La notícia d’un pacte entre Ciudadanos i el Partido Popular per usurpar el govern als socialistes -en minoria amb el suport de EUPV- no ha deixat indiferent a Compromís, força de recent constitució a Almoradí que critica la “mano blanda de Ciudadanos con la corrupción del PP valenciano”.

María Gómez, candidata Popular a l’Alcaldia en la moció de censura conjunta entre Ciutadans i PP està investigada pel jutjat número 1 d’Oriola pel pagament de fins a 54.000 € en complements de productivitat en la seva anterior etapa com a regidora d’Hisenda. Segons Compromís per Almoradí “ así se demuestra la tolerancia de Ciudadanos contra la corrupción, poniendo una imputada en la alcaldía de Almoradí“.

Per la seva banda, Marian Campello diputada per Alacant de Compromís a les Corts Valencianes denuncia el que considera “un engany de Ciutadans a una ciutadania que clarament va votar de forma diferent per desfer-se del Partit Popular” i afegeix: “avui és Almoradí, però si la aritmètica ho permetés i després del pacte a Madrid, aquesta podria ser la situació d’altres municipis valencians que van votar canvi i no volen més imputats en els seus governs locals “.

Segons el portaveu Mariano Ruiz “este pacto evidencia que las candidaturas del PP y Ciudadanos fueron una desde el primer momento“. Cal recordar que les dues candidates optaven a encapçalar la llista Popular i s’interpreta l’escisió com una lluita entre faccions.

El pacte inclou un acord de rotació pel qual Quiles ostentaria la vara de comandament fins a esgotar la legislatura si Gómez resulta finalment crida a judici oral, una situació que des de Compromís qualifiquen de “poco higiénica”, a més d’observar una Alcaldia de Quiles com “un cargo hijo de la Corrupción del PP en un claro déficit democrático“. Desde Compromís Almoradí es llança una crida als grups municipals amb representació municipal convidats a assistir (segons declaracions de Gómez) a les Juntes de Govern: “ desde Compromís creemos que es una estrategia del PP y Ciudadanos para hacer partícipe a toda la corporación de su atropello democrático y de sus pactos contra el bienestar de Almoradí. Si les invitan a participar en las Juntas es porque prevén llevarlo todo pactado desde el despacho, sinceramente creo que no deberían ser partícipes de ese sainete“.

Des del col·lectiu local de Compromís, es planteja la necessitat de seguir forjant governs amb una prioritat clara per les polítiques socials i per la defensa del medi ambient. Aquestes prioritats es veuen amenaçades amb un consistori amb majoria del Partit Popular que en els seus 28 anys de govern local, no ha tingut en compte les demandes socials o ambientals en una agenda principal que ha inclòs requalificacions urbanístiques i pressupostos socials paupèrrims.

Per la seva banda, Marian Campello diputada per Alacant de Compromís a les Corts Valencianes denuncia el que considera “un engany del Ciutadans a una ciutadania que clarament va votar de forma diferent per desfer-se del Partit Popular” i afegeix: “avui és Almoradí, però si la aritmètica ho permetés i després del pacte a Madrid, aquesta podria ser la situació d’altres municipis valencians que van votar canvi i no volen més imputats en els seus governs locals “.

 

Arxivat en: General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *